El conflicto de Ucrania es un ejemplo destacado de una "nueva forma de hacer la guerra", marcada por la innovación, la adopción generalizada de la tecnología, la digitalización del campo de batalla y el imperativo de desarrollar rápidamente capacidades alineadas con el ritmo operativo. Este cambio de paradigma es más evidente en la creación y utilización de sistemas no tripulados, en los que las soluciones rentables están superando progresivamente a las capacidades más sofisticadas, con un impacto desproporcionado en el campo de batalla. La nueva tecnología y el panorama de las amenazas han impulsado la publicación del informe del Ministerio de Defensa británico (MOD REINO UNIDO) estrategia de defensa contra drones.

El Ministerio de Defensa británico trata de aprender de las experiencias del Invasión rusa de Ucrania y posicionarse como líder mundial en sistemas no tripulados. Para posibilitar estos cambios, es necesario cultivar una cultura centrada en la innovación dentro del sector de la Defensa, capaz de incorporar rápidamente investigación y desarrollo (I+D) en primera línea.

Para hacer realidad su visión, el Ministerio de Defensa británico se centrará en cuatro (4) objetivos clave:

  1. Acelerar la reforma de las adquisiciones- El Ministerio de Defensa del Reino Unido se ha comprometido a acelerar la implantación de un proceso de adquisición más flexible y ágil, basándose en los conocimientos adquiridos en Ucrania, que hacen hincapié en la rapidez de las adquisiciones, la agilidad de las entregas y el desarrollo iterativo de capacidades.
  2. Construir una base industrial resistente- El Documento de Mando de la Defensa 2023 reconocía que la base industrial del Reino Unido es un componente vital de la seguridad nacional. Trabajando en colaboración con la industria, el Ministerio de Defensa británico mejorará la resistencia de la base industrial de nuestros sistemas no tripulados.
  3. Definir arquitecturas digitales para una transformación sin fisuras- Los sistemas no tripulados son cruciales a la hora de proporcionar datos precisos e información sobre objetivos a los responsables de la toma de decisiones, por lo que deben ser resistentes a las interferencias. Deben navegar y comunicarse eficazmente en espacios muy disputados, coordinando los efectos a través de redes inteligentes. Los distintos servicios deben ser capaces de integrar los sistemas no tripulados en todos los ámbitos, junto con los sistemas contra-sin tripulación y en colaboración con los aliados. El Ministerio de Defensa británico establecerá arquitecturas digitales para facilitar la integración y la interoperabilidad operativas sin fisuras.
  4. Fomentar una cultura de la innovación- El Ministerio de Defensa británico pretende dar rienda suelta al ingenio de su personal en toda la empresa de defensa, fomentando una cultura de la innovación, aprovechando su experiencia y acelerando el ritmo de la automatización.

El objetivo principal del Ministerio de Defensa británico es la aplicación efectiva de la Ucrania-La iniciativa británica de sistemas no tripulados, un hito fundamental en la relación estratégica bilateral entre ambos países. Junto con otras asociaciones estratégicas y posibilidades de coalición, el Ministerio de Defensa británico mantiene su compromiso de aprovechar las experiencias en primera línea, estimular el desarrollo en espiral y minimizar las duplicaciones involuntarias. Proseguirán enérgicamente las adquisiciones a gran escala para satisfacer las necesidades tanto de las fuerzas armadas británicas como de las ucranianas.

Para más información, visite Estrategia de defensa en materia de drones: el enfoque del Reino Unido respecto a los sistemas de defensa no tripulados.

Crédito de la imagen- envatoelements by digitalstormcinema