El R20, que sólo mide 206 mm, es el único radar de su clase con tecnología AESA (Active Electronically Scanned Phased Array). Sus impresionantes prestaciones, su reducido tamaño y su notable eficiencia energética contribuyen al bajo SWaP-C (tamaño, peso, potencia y coste) del R20, lo que lo hace ideal para aplicaciones militares.

Como todos los radares TrueView®, el R20 se ha construido pensando en la escalabilidad. Al conectarse en red con otras unidades, puede lograr una cobertura completa de 360° de cualquier zona, incluidas las zonas urbanas con edificios altos. Esta capacidad también se utiliza en el aire, donde los datos recibidos de los radares terrestres pueden ayudar a un vehículo aéreo no tripulado en la orientación y navegación. La variante aérea, R20i, forma parte del equipamiento de serie de los UAV DroneHunter®.