Radiogoniometría (DF) o Ángulo de llegada (AoA) son quizá los métodos de geolocalización conceptualmente más sencillos que existen. Utilizando una antena de radiogoniometría (Antenna Array), simplemente medimos la dirección desde la que llega una señal y, a continuación, proyectamos una línea de rumbo (LOB) a lo largo de la misma trayectoria. Al hacer esto con receptores en dos ubicaciones separadas espacialmente, se pueden trazar dos LOB que se cruzarán en la posición de la fuente de la señal.

Sin embargo, esta simplicidad conceptual a nivel superficial oculta una imagen más complicada. El diablo está en los detalles, y en este caso, los detalles están en la aparentemente sencilla tarea de averiguar la dirección de la señal entrante.

Los arrays RFeye están disponibles en varios tamaños y configuraciones de antena para su instalación fija o en vehículos. Con un rango de frecuencias de 20 MHz a 18 GHz y dos canales receptores, los arrays ofrecen funciones simultáneas de supervisión, radiogoniometría y geolocalización.

El RFeye Array es un sistema multimisión totalmente integrado para la supervisión y vigilancia continuas del espectro las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Utilizados para detectar y localizar transmisores no autorizados, sospechosos o que interfieren, los Arrays están diseñados para:

  • Interceptar señales, aunque sean transitorias
  • Realizar análisis y clasificación de señales
  • Geolocalizar los transmisores de destino

Todo esto puede realizarse en tiempo real o grabarse para futuros análisis.

El RFeye Array utiliza un exclusivo enfoque multicapa más sofisticado y versátil que los sistemas tradicionales de radiogoniometría. Los módulos de antena direccional en espiral de alto rendimiento están optimizados para diferentes bandas de frecuencia y dispuestos en múltiples orientaciones. El Array es sensible a la mayoría de las polarizaciones de la señal entrante, incluidas todas las polarizaciones lineales, lo que permite una detección fiable de las señales, incluidas las invisibles para la mayoría de los sistemas de radiogoniometría que sólo utilizan antenas direccionales de polarización vertical.

El receptor RFeye conmuta a muy alta velocidad alrededor de las antenas para realizar mediciones casi simultáneas en múltiples direcciones. Mide correlaciones y calcula probabilidades de posición reales utilizando técnicas de diferencia de tiempo de llegada (TDOA) y/o potencia de llegada (POA) aumentadas. Además, proporciona un ángulo de llegada (AOA) basado en la potencia recibida en cada antena.

Las mediciones de estas diferentes técnicas pueden superponerse a una amplia variedad de mapas, imágenes de satélite y conjuntos de datos SIG 2D/3D para obtener una visualización posicional única que muestre las probabilidades de geolocalización de la fuente. Se pueden cartografiar todos los tipos de señales, independientemente de su potencia, ancho de banda o frecuencia.

Cada RFeye Array es totalmente autónomo dentro de un robusto radomo con clasificación IP65 diseñado para condiciones hostiles. El acoplamiento estrecho del nodo RFeye y los módulos de antena reduce los tendidos de cable y las pérdidas por cable y mejora significativamente el rendimiento a frecuencias más altas. Hay disponibles varias opciones de antenas direccionales de 100 MHz a 40 GHz, y un módulo extensor de frecuencia para AOA en señales VHF de hasta 20 MHz. Los arrays pueden conectarse en red a grandes distancias como parte de una red de monitorización y TDOA más amplia con otros receptores RFeye.